top of page
Buscar

Preparándonos para los cambios de la Post-Pandemia




Después de casi 2 años de lucha contra la pandemia de COVID-19, se empieza a ver la luz al final del túnel pandémico. A nivel internacional, se han registrado grandes avances en la producción y distribución de vacunas, lo que ha permitido una mayor protección de la población frente al virus. En Honduras, aparte de las muy eficaces vacunas, también se han tomado medidas para contener la propagación del virus, como el uso de mascarillas y el distanciamiento social.


Es fundamental seguir respetando las medidas de prevención y continuar poniendose la vacuna (entre más actualizada sea la versión de la vacuna, mejor) para evitar nuevos rebrotes del virus en sus diferentes mutaciones o cepas. Aunque el fin de la pandemia está cerca, todavía hay mucho trabajo por hacer para garantizar la salud y el bienestar de toda la población y ese trabajo traerá una secuencia de cambios normales que deberán generarse masivamente, y para los que la población debe empezar a preparse. Es importante que los hondureños empecemos a hablar sobre estos cambios para poder adoptarlos con mayor facilidad.


Realmente, para lo que debemos prepararnos no es para quitarnos la mascarilla, si no, para las consecuencias que la crisis trajo a nivel mundial. En primer lugar deberemos asesorar el daño en colectivo que ésta causó. (tanto en el área pública como privada en todos los aspectos humanos posibles). En segundo lugar, una vez que identifiquemos el daño que dejó, debemos estar preparados para la alta inversión presupuestaria del país con el fin de implementar el uso diario de la tecnología robótica en nuestras vidas y en todas las comunidades del país, por muy alejadas que éstas se encuentren. Esto nos ayudará a reparar el daño en el menor tiempo al automatizar aspectos cotidianos en salud que nos ahorrarán tiempo al momento de solucionar problemas para las sociedades. Los hondureños debemos mantener una mente abierta y cooperativa tanto como individuos y en colectivo ya que algunos cambios podrían traernos incomodidades y hasta amenazar nuestro estilo de vida actual, pero debemos entender que la pandemia vino a acelerar todo, a cambiar los problemas del mundo, y que por tal motivo, el planeta entero se está re-organizando en un nuevo órden mundial. Lo cual implica que todos los humanos nos re-organicemos lo antes posible para adaptarnos a la era post-pandémica.


El fin de la pandemia es una noticia que nos llena de esperanza y alegría, pero es importante no bajar la guardia. Honduras ha hecho una increíble labor en cuánto a la vacunación y aplicación de medidas adecuadas. Aunque aún no tenemos claro cómo podríamos determinar o llamar públicamente al final de la crisis sanitaria, se sabe que los humanos identificaremos el momento adecuado, especialmente porque ese momento se manifiesta como tercera ola según lo que nos indica la historia de la pandemia por Influenza en 1918. La misma actitud que se tomó durante la pandemia, es la que se debe tomar durante la post-pandemia. Juntos podemos seguir cooperando para superar esta crisis y avanzar hacia un futuro más saludable, seguro y mejor para todos.

 
10 visualizaciones0 comentarios
bottom of page