top of page
Buscar

Hepatitis: ¿qué es y cómo evitarla?


El día de hoy, 28 de julio de cada año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemora el Día Mundial de la Hepatitis para crear consciencia sobre la enfermedad, los diferentes virus que pueden producirla y cómo evitar enfermarse ya que la Hepatitis puede traer consecuencias a largo plazo hasta llegar a cáncer de higado.


La Hepatitis puede darse por 5 virus diferentes (A. B. C, D, E) que producen una enfermedad del hígado diferente, La más comúnmente conocida es la Hepatitis A, aquella que se da por comer alimentos infectados con heces fecales. Generalmente estos alimentos son de origen dudoso, o sea, alimentos que no sepamos si están lavados y desinfectados adecuadamente, o si la persona que los preparó se ha lavado y desinfectado sus manos antes de prepararlos y después de usar el baño. Esas partículas de heces fecales se quedan en las manos de quien prepara los alimentos, luego el paciente se come esos alimentos infectados y al ingresar al estomago, el virus de la Hepatitis A empieza a desarrollarse en el cuerpo del huésped y busca al hígado para infectarlo.


La Hepatitis A por la ingesta de material fecal también puede puede ser transmitida a través de las relaciones sexuales mediante la relación boca-ano entre las parejas sexuales, dónde se está dando ingesta directa del material fecal de una persona a otra.

La Hepatitis A puede prevenirse mediante vacuna.


Otro virus de la Hepatitis que puede ser transmitido a través de las relaciones sexuales o es el de la Hepatitis B. El virus de la Hepatitis B no se encuentra en los alimentos, si no, que se aloja en fluidos corporales de los humanos como ser: sangre, semen, fluidos vaginales, saliva. Un pinchazo de aguja con sangre infectada, una transfusión sanguínea cuyos estándares de calidad no se hayan cumplido adecuadamente, relaciones sexuales sin protección, y hasta un beso pueden ser los culpables de la transmisión. Esta es la razón por la cual todos los recién nacidos y los cuidadores de la salud debemos vacunarnos contra el Hepatitis B.


La Hepatitis B no es autolimitada (infecta pero a los días pasa) como la Hepatitis A, dónde el hígado se recupera sin ningún problema posterior en la gran mayoría de los casos. Al contrario, la Hepatitis B puede dejar secuelas más graves en nuestro organismo, incluso, con el paso de los años la Hepatitis B puede desarrollarse hacia Cáncer de Hígado.


Los síntomas de Hepatitis son bastante notorios, y las personas tienden a confundirlas con "empacho", por lo que llevan a sus familiares a "sobar" sin medir las consecuencias de lo que esa "sobada" le puede producir a un hígado enfermo e inflamado:

  • Fiebre

  • Mucosas y piel amarillas (ojos, paladar, garganta, palmas de las manos)

  • Náuseas y vómitos repentinos.

  • Dolor o malestar abdominal, especialmente en la parte superior derecha debajo de las costillas inferiores (en la zona del hígado)

  • Evacuaciones intestinales de color arcilla.

  • Pérdida de apetito.

  • Orina de color oscuro.

  • Dolor articular


Fig. 1: Escleras ictéricas (parte blanca del ojo se vuelve amarilla).



Fig. 2: Palmas de las manos. Las de la izquierda muestran color normal y las de la derecha muestran ictericia (coloración amarillenta de la piel)


La Hepatitis Alcohólica no se produce por ningún virus, y es el resultado directo de la ingesta de alcohol por períodos tan prolongados, que inducen la inflamación del hígado. Es importante mantener al alcohol bajo control y si ya se encuentra abusando de éste, recuerde que el alcohol es una trampa, pero que de cualquier trampa puede salirse sujetando la mano de aquellos que desean ayudarnos a salir de ella.


Haga click en el siguiente botón si necesita una videoconsulta con la Dra. Jihan Simón por sus síntomas:




 


79 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page